Ulpiano Carrasco

Ulpiano Carrasco (1961), es un artista que tiene cada surco de su tierra conquense radiografiado en su retina, no abandona el estudio del paisaje rural que le ha acompañado durante su carrera expositiva. El pintor ha sabido dar una vuelta de tuerca para crear un paisaje simbólico, colorista y personal. Las arboledas, florestas, labrantíos y barbechos elegidos como argumentos plásticos, pertenecen a la órbita rural con la que ha convivido Ulpiano desde que decidió dedicarse al arte.

El paisaje manchego, vinculado a la campiña conquense, ocupa la primordial zona de desarrollo de su obra.

Ulpiano Carrasco pinta sentimientos. Acaso es una definición demasiado simple para una obra tan compleja como la que realiza. Pinta la tierra, los pies firmemente afincados, raíces y sentimiento. Y lo que siente nos lo cuenta a través del color y de la forma, en un constante diálogo, largo y tenso, sustituyendo las palabras por las multiplicativas pinceladas, toques y más toques, mínimos detalles que en su conjunto adquieren personalidad.